Salud mental
This is some text inside of a div block.

Complejo de superioridad: 10 señales para identificarlo

Complejo de superioridad: 10 señales para identificarlo
PUBLICADO EL
11.1.2024

Todos hemos pensado alguna vez: esa persona tiene complejo de superioridad. Esto puede ser porque se muestra arrogante o bien porque se cree siempre mejor o más listo que los demás. Sin embargo, ¿qué hay detrás de esta actitud? ¿Qué significa el complejo de superioridad en términos psicológicos?

En este artículo te explicamos en qué consiste el complejo de superioridad, cuáles son sus posibles causas, qué señales pueden ayudarnos a identificar a una persona así y qué se puede hacer para superar este problema.

¿Qué es el complejo de superioridad?

El complejo de superioridad es un fenómeno psicológico que se manifiesta en individuos que se perciben a sí mismos como superiores a los demás. Esta percepción no solo se limita a sentirse más capaces o talentosos, sino que también implica una actitud de desdén o condescendencia hacia los demás. Las personas que se creen superiores a menudo muestran una falta de empatía y una tendencia a subestimar las capacidades de quienes les rodean.

Alfred Adler, un prominente psicólogo, fue quien primero estudió este fenómeno. Según Adler, el complejo de superioridad surge como un mecanismo de compensación para ocultar sentimientos de inferioridad. Esta teoría sugiere que detrás de la fachada de persona que se cree superior, a menudo se esconde una profunda inseguridad. También hay otras interpretaciones, como la del DSM-IV, que indica que el complejo de superioridad puede derivar no solo de un complejo de inferioridad, sino también de un estado emocional exagerado. 

Curiosamente, comportamientos asociados con el complejo de superioridad pueden observarse en jóvenes que muestran características del "síndrome del emperador". Este síndrome describe a niños y adolescentes que, debido a una crianza excesivamente permisiva, desarrollan una percepción inflada de su propia importancia y una falta de habilidades sociales adecuadas.

Quienes presentan complejo de superioridad siempre tratan de quedar por encima suelen mostrar comportamientos arrogantes y una necesidad constante de validación. No obstante, estas actitudes pueden ser una respuesta a un miedo subyacente a ser vistos como inferiores o inadecuados.

Naturalmente, el creerse superior a los demás afecta significativamente las relaciones interpersonales. La incapacidad de reconocer y valorar las contribuciones de otros puede llevar a conflictos y aislamiento social, lo que puede tener efectos perjudiciales en la salud mental.

Causas del complejo de superioridad

¿Por qué hay gente que se cree superior? Las raíces del complejo de superioridad pueden ser multifactoriales e involucran aspectos psicológicos, sociales y personales.

En algunos casos, el complejo de superioridad puede ser una manifestación de trastornos de la personalidad, como ocurre con la personalidad narcisista, por ejemplo. En estos individuos, una herida narcisista, un daño emocional profundo que afecta la autoestima, puede estar en el origen de su comportamiento arrogante y condescendiente. Estos individuos a menudo se ven a sí mismos como personas que lo suyo siempre es lo mejor, ignorando las perspectivas y necesidades de los demás.

El entorno en el que crece una persona también puede jugar un papel crucial. Por ejemplo, un niño que recibe constantemente elogios excesivos por sus logros puede desarrollar la creencia de que es inherentemente superior a los demás. En ocasiones, hay influencias socioculturales que fomentan la comparación y la competencia, y llevan a determinadas personas a sobrevalorar sus propias capacidades o su estatus personal.

Otro factor que puede actuar como posible causa son las experiencias traumáticas. Estas pueden llevar a algunas personas a desarrollar un complejo de superioridad como una forma de proteger su identidad y valía. En estos casos, creerse mejor que los demás actúa como un escudo contra la vulnerabilidad.

Una persona con complejo de superioridad
Foto de Spencer Selover (Pexels)

10 señales para saber cómo actúa una persona con complejo de superioridad

Alguna vez te has preguntado: ¿tendré complejo de superioridad? ¿O quizás tienes dudas y crees que una persona que conoces lo tiene? 

Para poder identificar a una persona con complejo de superioridad tenemos que observar ciertos patrones de comportamiento y actitudes. Veamos cuáles son los principales síntomas de una persona con complejo de superioridad.

  • Necesidad de dominio: estas personas a menudo sienten la necesidad de dominar las conversaciones y las situaciones en las que están y se muestran como personas arrogantes con aires de superioridad.
  • Falta de empatía: la falta de empatía y consideración por los sentimientos de los demás es común en personas que se creen superiores.
  • Comportamiento despectivo: las personas que se creen perfectas o superiores a los demás tienden a despreciar y menospreciar a los demás, a menudo de manera sutil o indirecta.
  • Inseguridad y sensibilidad a la crítica: estas personas suelen reaccionar negativamente a los comentarios que no son explícitamente positivos, y buscan constantemente la aprobación y el elogio.
  • Necesidad de validación externa: las personas que padecen este complejo a menudo buscan la validación de los demás para reforzar su autoestima. Esto se observa en la exageración de logros y habilidades, en un intento de convencerse a sí mismos y a los demás de que son personas válidas, aunque esto se haga mintiendo de forma descarada (cuando la persona miente de forma constante y compulsiva, hablamos de mitomanía).
  • Incapacidad para admitir errores: una característica común es la incapacidad de asumir la responsabilidad de sus errores, ya que tienden a creer que siempre tienen la razón y muestran resistencia a considerar opiniones contrarias.
  • Comparaciones constantes: el complejo de superioridad lleva a una constante comparación con los demás, ya que su autoestima depende en gran medida de cómo perciben que los demás los ven.
  • Cambios de humor relacionados con comparaciones: la tendencia a compararse constantemente con los demás puede llevar a cambios de humor, especialmente cuando sienten que no pueden superar a otros.
  • Egocentrismo: las personas con aires de superioridad suelen ser egocéntricas, relacionando muchos eventos, logros o acciones con sus propias capacidades en lugar de reconocer las contribuciones de los demás.
  • Tendencia al control: estas personas pueden ser controladoras, mostrando molestia o frustración cuando los demás no actúan según sus expectativas. Les gusta tener la razón y no ser 'superados'.

Complejo de inferioridad y superioridad: diferencias

Básicamente, el complejo de superioridad se caracteriza por una autoimagen inflada, mientras que el complejo de inferioridad implica una percepción de sí mismo como menos capaz o valioso que los demás.

Curiosamente, estos dos complejos a menudo suelen coexistir. Una persona puede oscilar entre sentirse superior en algunas áreas de su vida mientras se siente inferior en otras. Según Adler, que fue quien introdujo los conceptos de complejo de inferioridad y superioridad en obras como “Understanding human nature” o "Superiority and Social Interest", este último no sería más que un esfuerzo compensatorio del otro.

Por otro lado, mientras que una persona con complejo de inferioridad puede evitar situaciones que le supongan un desafío, alguien con complejo de superioridad buscará de forma activa situaciones donde puedan demostrar su supuesta superioridad.

Con todo, ambos complejos pueden ser perjudiciales para las relaciones, pero de maneras diferentes. El complejo de superioridad a menudo lleva a conflictos y falta de colaboración, mientras que el complejo de inferioridad puede resultar más en dependencia y falta de iniciativa.

Por último, en ocasiones la persona puede desarrollar al mismo tiempo un complejo de superioridad moral, una actitud que conlleva un juicio crítico y despectivo hacia las acciones o creencias de otras personas, basándose en la percepción de poseer una superioridad ética. 

La salud mental es lo primero, inicia terapia ahora

Inicia el cuestionario


Cómo superar el complejo de superioridad

La terapia psicológica puede ser muy efectiva para abordar las causas del complejo de superioridad. La intervención más utilizada es la terapia cognitivo-conductual, que ayuda a las personas a identificar y cambiar patrones de pensamiento y comportamiento perjudiciales.

Si queremos abordar el complejo de superioridad en pareja podemos recurrir a un psicólogo especialista en terapia de pareja. Y si queremos saber cómo tratar el complejo de superioridad en niños, lo recomendable es acudir a un psicoterapeuta experto en infancia y adolescencia.

Por otra parte, más allá de acudir a terapia, quizás te estés preguntando: ¿cómo tratar a una persona con complejo de superioridad? Pues bien, en este sentido podemos poner en marcha algunas estrategias como ser empáticos, ayudar a la persona a reconocer y abordar sus inseguridades o enseñarle estrategias de afrontamiento más saludables para manejar sus sentimientos de inferioridad sin recurrir a la superioridad como mecanismo de defensa. 

El objetivo es que la persona trabaje su inteligencia emocional y desarrolle una autoestima saludable basada en valores personales en lugar de en la comparación con los demás para evitar adoptar estas actitudes y caer en este tipo de complejos.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede reemplazar el diagnóstico de un profesional.

Te pueden interesar

Sentimiento de vacío emocional: qué significa
Salud mental

Sentimiento de vacío emocional: qué significa

Pensamiento lateral: cómo entrenarlo
Salud mental

Pensamiento lateral: cómo entrenarlo

Los trastornos psicosomáticos: cuando el cuerpo habla
Salud mental

Los trastornos psicosomáticos: cuando el cuerpo habla

VER TODOS LOS ARTÍCULOS